Publicidad
Publicidad

Leonardo DiCaprio quiere ganar su primer Óscar


El actor encabeza los pronósticos de la crítica para coronarse como el Mejor actor dramático de la temporada. El artista acumula cinco nominaciones a las estatuillas doradas y dos Globos de Oro por El Aviador y El Lobo de Wall Street, ambas del director Martin Scorsese.

El actor Leonardo DiCaprio se prepara para vivir una temporada de premios única con El Renacido, un western dirigido por el mexicano Alejandro González Iñárritu que explora los instintos más básicos del ser humano y que podría darle su primer Óscar.
El artista, de 41 años, encarna a Hugh Glass, el legendario cazador canadiense que se lanzó a la conquista del Oeste en los años 1820.
Tras ser dado por muerto primero y luego enterrado vivo por sus compañeros, se ve obligado a sobrevivir solo y desarmado en la naturaleza más hostil para llevar a cabo su única obsesión: vengarse.
“Es el triunfo del alma humana” personificado en un hombre “de una resiliencia increíble”, explicó el actor en una entrevista con el programa de televisión estadounidense Today.
UN PAPEL DIFÍCIL
DiCaprio reconoció en varias ocasiones que El Renacido es la película más dura de sus 25 años de carrera, principalmente por el frío extremo de Canadá y la Patagonia Argentina.
Escaló montañas nevadas a 20 grados bajo cero vestido con pieles pesadas y pasó horas acostado sin moverse a la intemperie o dentro de ríos helados.
Una de las escenas más épicas, que muestran el nivel de inmersión en el personaje, es cuando DiCaprio se come un hígado crudo de bisonte de verdad.
“Quería que fuera real (…) Fue absolutamente asqueroso. Me dio náuseas, se ve en la pantalla”, relató el actor.
La cinta se estrenó el viernes en Estados Unidos y llega a Latinoamérica a partir del 21 de enero.
OTRA IDEA
El Renacido también augura una temporada de premios muy exitosa para Alejandro González Iñárritu, que apenas ha digerido su consagración en Hollywood con Birdman, ganadora de cuatro Óscar en la pasada edición.
Con esta cinta reinventa el género del western, combinando escenas impactantes gracias al ojo del brillante director de fotografía mexicano Emmanuel Lubezki.  La lucha cuerpo a cuerpo de Glass con un oso grizzli o la caída a caballo desde un precipicio son una demostración del gran manejo de los efectos especiales para lograr un realismo increíble.
EFE



Facebook instagram Twitter Facebook