Publicidad
Publicidad

Julio Iglesias ha rechazado su paternidad y de igual forma se ha negado a someterse a pruebas de ADN.


Un juzgado de Valencia, España, ha rechazado que el cantante español Enrique Iglesias y sus otros siete hermanos sean sometidos a una prueba de ADN, como lo había pedido la defensa de Javier Sánchez-Santos, quien busca demostrar que él también es hijo de Julio Iglesias

Pero el juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia dio marcha atrás al pedido de Fernando Osuna, abogado del supuesto hijo del cantante de 75 años, informó el diario español El País.
José Miguel Bort, juez que lleva el caso, informó que los hijos reconocidos del intérprete español no son parte en el caso ni recae "sobre los mismos carga alguna de someterse al procedimiento de ADN".
Pero a pesar de ese revés judicial que ha recibido Sánchez-Santos, su abogado aseguró que recurrirá a las instancias legales para pedir nuevamente la prueba de ADN y  que confía que su cliente ganará el caso.
Sánchez-Santos, nacido en 1976, asegura ser hijo del cantante de "Me olvidé de vivir" y de la bailarina portuguesa María Edite Santos Raposo, por lo que demandó al cantante español para se reconocido. 
Sin embargo, Julio Iglesias ha rechazado su paternidad y de igual forma se ha negado a someterse a pruebas de ADN.
Al respecto, Osuna indica que esa negatividad de Iglesias para realizarse el examen podría jugar un papel a favor de Sánchez-Santos. 
Fue en septiembre pasado que el supuesto hijo de Iglesias presentó una demanda de paternidad.
Durante el proceso, el abogado de Sánchez-Santos presentó una presunta prueba de ADN realizada a Julio José Iglesias, hijo del cantante español, que supuestamente arrojó un 99.9% de confiabilidad. 
La muestra fue tomada de un vaso que Julio José dejó en la playa en Miami, indica la querella.
El juicio estaba programado para el próximo 4 de marzo pero fue aplazado por el juez, y hasta el momento no se ha dado una nueva fecha. Informes revelados por el despacho de Osuna destacan que podría llevarse a cabo en mayo, informó el sitio 20 minutos.
"El juzgado acordó recientemente que la vista se desarrollase a puerta cerrada, a fin de garantizar la protección de la intimidad y vida privada de las partes", destaca el sitio español.

Facebook instagram Twitter Facebook