Publicidad
Publicidad

¿La falta de sexo nos vuelve más agresivos?


Uffff, segurito, Enteratos, que muchos no verán ninguna relación entre sexo y agresividad. Sin embargo, Manuel Lucas, apunta lo contrario en su libro “Sed de piel”.

 Un ensayo  sobre cómo 66 culturas de todo el mundo desarrollan su sexualidad y en función de ella, sus respectivas sociedades.


Apunta que las sociedades más agresivas son las más abstinentes o reprimidas. Toda cultura tiene necesidad de contacto. En las sociedades  donde lo femenino es lo prioritario y donde la figura del padre o marido no existe, como en el pueblo Na de China, la moral sexual es flexible y la actividad es intensa, suele coincidir con culturas muy pacíficas, mientras que las culturas patriarcales como algunas tribus de Nueva Guinea, donde el 30% de los hombres mueren en acto bélico, son más agresivas y a la vez tienen una moral sexual más represiva”. Esa agresividad motivada por la abstinencia también se puede expresar en sociedades como la nuestra.


“Puede haberla si la abstinencia se debe a una ausencia no relajada ni libremente tomada. La sexualidad es un valor, una oportunidad, una capacidad y un instrumento rehabilitador y generador de bienestar, pero no es una obligación. Pero si una persona no tiene relaciones sexuales desde una óptica del pecado o por una disfunción, enfermedad o incapacidad, o porque se ve feo, entonces se crea un problema”, explica el autor
De modo, que tomándole la palabra a Manuel Lucas, la falta de sexo, en circunstancias específicas podría ser causa de agresividad.

Guayyyy, lo cierto es, que muchos estudios afirman que el sexo es parte muy importante para la salud física y emocional de los seres humanos… ¡Así que a atender bien nuestros cartones, para ser más felices y sanos!

Facebook instagram Twitter Facebook