Publicidad
Publicidad

Luis Miguel estremece la Isla del Encanto



Vestido de etiqueta y acompañado por una banda de diez músicos, Luis Miguel provocó euforia entre los fanáticos boricuas que asistieron a su concierto México por siempre anoche en el Coliseo de Puerto Rico.


A eso de las 9:00pm, el cantante apareció silenciosamente en el escenario. 

Saludó con gestos al público y luego comenzó la música. “Si te vas”, “Tú solo tú” y “Amor, Amor, Amor” fueron las primeras canciones que interpretó. Luego, cantó “Devuélveme el amor”, “Suave”, “No se tú”, “Culpable o no”. “Te necesito”, “Amante del Amor”, “Más allá de todo”, “Fría como el viento”, “Tengo todo excepto a ti”, “Entrégate”, “Palabra de Honor”, “Separados”, “Tú y yo”, entre otras.


Aunque la voz de “Sol de México” sonó impecable, el tiempo de espera entre canción y canción desesperaba al público. Gritos y silbidos llenaban los “baches” del espectáculo que en ocasiones duraban casi un minuto. Algunas personas especulaban que quizá había un problema con el sonido.

Sin embargo, la espera por escuchar al artista valía la pena. Canción tras canción, los fanáticos le hacían coro y bailaban al ritmo de la música. Fue la canción “Suave” uno de los temas que más emoción provocó en la audiencia. Además, los tímidos, pero sensuales movimientos del artista se robaron muchos gritos y aplausos durante toda la noche.

“Qué bonito público”, dijo Luis Miguel entusiasmado por la acogida de la gente.
Poco a poco, el tiempo de espera se redujo. El intérprete se notaba más confiado y hacía galas de sus dotes vocales. Su gran talento fue evidente cuando cantó “Hasta que me olvides”, “La incondicional” y “Tú y yo”. Tanto las notas agudas como las graves sonaban perfectamente afinadas, parecía que no le costaba ningún esfuerzo cantarlas.

A mitad del concierto, Luis Miguel cedió el escenario a sus músicos para hacer un cambio de vestimenta. El saxofonista y el pianista tocaron algunas introducciones conocidas de los temas del artista.

Más tarde, dejó a todos enamorados con su interpretación del bolero “Contigo en la distancia” del cantautor cubano César Portillo de la Luz y “Ya no estás más a mi lado” del trío mexicano Los Panchos.

Después de eso, el artista volvió a escena con un “look” más relajado. Llevaba una camisa de rayas verticales blancas y negras. Así puso a todos a bailar  con “Será que no me amas”, “Decídete”, “Muchachos de hoy”, “Ahora te puedes marchar”, “La chica del bikini azul”, “Isabel”, “Cuando calienta el sol”, “Vuelve”, “Eres”, “Cómo es posible”. El concierto terminó con “Te propongo esta noche”.


EFE

 
Facebook instagram Twitter Facebook